“A manos llenas”, otra entrega de Desordenados. Yo no soy pianista pero este soneto merecía esta intimidad. Y las ganas que tengo yo de contaros lo que viene…

Entradas recientes

Archivos